Islas Galápagos - Patrimonio de la Humanidad


Bartolome island

Éxito
Las Galápagos se inscribe en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, una lista de lugares considerados únicos en el mundo. La lista es muy selectiva, y de 29 de junio de 2002 consta de 730 bienes (563 culturales, 144 naturales y 23 bienes mixtos).

Después de casi colocando las Galápagos en la lista de peligro, la UNESCO considera que ahora, provisionalmente, este sitio como un ejemplo exitoso de una acción concertada para garantizar una joya de la humanidad.

Texto del sitio Web de la UNESCO
Galapagos map courtesy of Unesco websiteEl interés científico sin precedentes de las islas Galápagos como un laboratorio natural de evolución impulsó el gobierno de Ecuador para designar como Parque Nacional en 1959 y la UNESCO para colocarlos en la Lista del Patrimonio Mundial en 1978.

Tal prestigioso reconocimiento por sí solo, sin embargo, no basta para proteger el lugar de las presiones e incursiones del mundo moderno y casi veinte años después de su inscripción en la Lista, la integridad de la zona parece amenazado por tres factores principales: aceleración de los asentamientos humanos con por la importación de animales y plantas de exterior, la pesca incontrolada, y el turismo.

Mientras el gobierno del Ecuador luchó con otros problemas urgentes en los últimos años, la situación se redujo rápidamente. Introducción de nuevas especies, el agotamiento de los existentes, la alteración del medio ambiente tiende a erradicar todas las cualidades singulares que se dieron a las islas un gran laboratorio natural para los biólogos estudian los ecosistemas, especies y genes y piscinas, y, por tanto, una fuente preciosa de información acerca de - a acuñar una frase - los orígenes de las especies y la ascendencia del hombre.

En 1995, finalmente, las cosas habían llegado a un punto en el que el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO anunció que podría tener que poner en el sitio del Patrimonio Mundial en Peligro lista. Este procedimiento en particular, la UNESCO tiene dolores señalar, no equivale a señalar (ya sea en el gobierno ecuatoriano o la gestión de las islas), sino que ofrece la ventaja de centrar la atención de todos los Estados partes en la Convención del Patrimonio Mundial en mientras que el problema que implica que deben estar dispuestos a compartir los costos de la conservación del sitio.

Se sugirió que esta inscripción en vigor el 15 de noviembre de 1997 a menos que haya claros signos de progreso. La imposición de este plazo ha contribuido a centrar la atención del gobierno ecuatoriano en la materia. En la primavera de este año, este último informó a Bernd von Droste, Director del Centro del Patrimonio Mundial, que había creado un Ministerio de Medio Ambiente en el año anterior. El nuevo ministro fue la Sra. Flor de María Valverde, un biólogo que ha estudiado la flora y la fauna de las Galápagos y profesa un fuerte compromiso con la conservación del sitio. El ministro, a su vez, nombró una Comisión Especial y le encomendó la redacción de una Ley Especial para las Islas. Dr. Gunther Reck, un conocido biólogo conservacionista y la pesca que también es ex director de la Estación Charles Darwin (una emanación de la Fundación Charles Darwin en las islas ubicadas) fue la encargada de coordinar la labor de la Comisión, mientras que un decreto promulgada el 29 de abril de 1997 por el Presidente Rivera, permitirá al gobierno a manejar la situación hasta que la ley ha sido redactado y votado en el parlamento.

Uno de los propósitos de esta ley será la de controlar la demografía de las Islas, en última instancia por la reducción de dos por ciento. Mientras tanto, dice el recién nombrado ministro del medio ambiente, una campaña permanente ha reducido considerablemente la población de estos animales como cabras (unos 30.000 de ellos fueron eliminados de una isla por sí sola), y los cerdos salvajes (reducido, en la Isla de Santiago, de más de 5.000 a 100). Turismo también será más estrictamente regulado y una moratoria excluirá la liberación de nuevos permisos para los buques de crucero hasta el año 2005. La pesca ilegal resulta ser una nuez más difícil de romper, e incluso a veces los guardianes pueden ser víctimas de actos violentos (un parque guardia fue baleado y herido de este año). Tales actos, el ministro señala, "refleja el aumento de la agresividad en torno a las actividades pesqueras y los poderosos intereses económicos que están en juego".

Estas iniciativas, a partir de el Comité del Patrimonio Mundial de la muestra de preocupación de hace dos años, puede ofrecer muy pronto a las islas con la protección que tan urgentemente necesita. El gobierno ecuatoriano ha sido invitado a presentar informes anuales sobre la marcha. Este éxito es tanto más notable desde que el Comité está navegando en las peligrosas aguas de la margen de la soberanía nacional y no tiene poder para hacer cumplir sus recomendaciones - sólo el poder de persuadir.